Diez minutos


Llegaré tarde a mi boda,
O con el pelo despeinado,
O con el traje sin planchar.

Llegaré tarde a recoger los peluches
Que encargué con tu nombre,
O las flores,
O a entregarte la carta que te escribí,
Porque no tuve tiempo
De pasarla a limpio.

Llegué tarde a sintonizar la radio
Para escuchar contigo
la canción que te dediqué.
Llegué tarde a despertarte
Cuando te quedabas dormida
Para irte a trabajar,
O cuando tenía que irte a buscar.

Soy un desastre. Tú me conoces.
Llego tarde a entrevistas,
A trabajos,
Y cuando quedo con mis amigos.

Llegué tarde contigo,
Pero sobre todo,
Llegué tarde a la despedida.

Back to blog