Guardar la partida


Alguien quiso una vez
Detener el tiempo
Y se dió cuenta
Que solo se detenía él.

Tampoco nadie
Pudo recuperar
Cinco años, seis años,
Ocho años o quince.
Y los que lo han intentado
Puede ser que los siguientes
Los estén por perder.

Sí que puede, en cambio
Avanzar en el tiempo, quien quiera.
Se volverá más tonto,
Se le caerá el pelo
Y no tendrá tiempo
De querer.

Para mí la diferencia
Siempre ha estado
En los bares.

En los viejos
Sentados en la barra
Bebiéndose un pacharán.

Y en las viejas
A oscuras, viendo la tele
Sin acordarse después
Ni de qué canal tenían puesto.

El tiempo pasa
De la misma forma
Para todos.
Lo único que importa es:
Hacia dónde quieres
Que avance el reloj.

Back to blog