Guión punto


Yo soy de cosas rotas,
de dejar que el tiempo haga su función.
De bombillas fundidas,
de polvo en la estantería
y verdura chunga en algún rincón de la nevera.

Soy de desayunar cerveza,
y de dormir sin sábanas en el colchón.
De dormir 4 horas y de no dormir.

Yo soy de insultar,
yo soy de gritar.
Soy de poca paciencia.
Tampoco soy mucho de odiar.
Pero no de dar la primera oportunidad.

Yo soy de amar y soy de querer.
Soy de disfrutar con las cosas bonitas,
soy de no inmutarme con las cosas feas.
Y de agujas.

No me interesan las guías de la felicidad.
Ni las fotos de comida.
Ni las cruzadas por la igualdad.
Me interesan las heridas,
me interesan los corazones
y me interesa la verdad.

Yo soy de cosas rotas,
y de dejarlas estar.
Y sí que es cierto
que a ciertas cosas
se les puede ayudar.

Puedes decirle
que todo va salir bien,
o que no le haga caso
a quien le ha jodido la vida.
Pero desde luego que así
no ayudas a nadie a parte de a ti.

Las cosas rotas no se pueden arreglar.
De lo roto no se vuelve.
No hay marcha atrás.

Si alguna vez
Ves algo roto,
No lo toques.
O bésalo.

Back to blog