Todo está bien si no lo está


Me hubiese valido con no cagarla tanto. Pero supongo que es parte de lo que soy, y no puedo callarme lo que pienso a veces. De niño creía (Soy consciente de que esto es una estupidez) que cuando acabe mi vida volveré a cierto punto en el pasado, donde tendré en mi mano todas las elecciones posibles, y entonces elegiré una a una de diferente forma sabiendo las consecuencias. Quizás ahora mismo estaría viviendo en Galicia. O estaría haciéndole cosquillas a aquella chica que se sentaba delante mío. O estaría trabajando en Madrid. O sería un ingeniero con carrera, o escritor, o tatuador. Pero nada de esto importa, porque la volvería a cagar. But I’m OK with that. Y si pudiese volver al pasado por supuesto que sabría qué no hacer, pero sobre todo le diría a ese niño que he aprendido que no existen las decisiones equivocadas. Que a la hora de la verdad es cuando la gente brilla y todo lo demás no tiene importancia. Que es divertido a veces meter la pata pero que hay otras veces que también duele, y mucho. Que no piense mucho a la hora de responder y que diga en cada momento lo que él quiera. Le diría a ese niño que la poesía no está en los libros, en ellos solo hay letras. Que no haga caso a las opiniones de los demás, porque en general todo el mundo es idiota. Que un “casi” no es un fracaso. Que se olvide de los por si acaso y solo conozca lo certero. Que pida perdón cuando es necesario, todo lo demás es unlucky.

Así que volviendo al presente te das cuenta de que en realidad el problema no está en qué dijiste, ni en qué momento. La persona que estaba delante no era la que tenía que ser. En eso se resume todo. Volveré a acordarme de todo cuando sea un niño de nuevo. Aún me quedan más decisiones de las que ya he resuelto. Aún me queda gente por encontrar. Aún me queda, aún me queda. Cuando sea viejo espero darme cuenta de cómo he llegado hasta ahí y pueda sentirme orgulloso de todas mis cagadas de joven. Y si no, pues unlucky xD.

Back to blog